LogoTVNOTAS
Andrés García confrontó a varias personas que se metieron a su propiedad de Acapulco
Espectáculos México
09 de Septiembre del 2021 por Bustamante y Zárate / Foto: Hanzel Zárate

Andrés García confrontó a varias personas que se metieron a su propiedad de Acapulco

El actor vive solo en su casa de playa de Acapulco, Guerrero, desde hace 9 años. 

Vaya sorpresa se llevó don Andrés García, ya que a sus 80 años fue atacado a balazos en su casa de playa en Acapulco, Guerrero.
 
El retirado actor, quien ahora está vigente en su canal de YouTube, nos relata cómo fue que se enfrentó a siete tipos, quienes llegaron a su casa con la intención de meterse:
 
-Don Andrés, ¿qué fue lo que pasó?
 
“Pues hace una semana estaba solo aquí en mi casa de Acapulco, ubicada rumbo a Barra de Coyuca, cuando de repente escuché que unos sujetos se querían meter”.
 
-¿Cuántas personas eran?
 
“Seis o siete mochilones, altos, morenos; no parecían de por aquí, andaban rondando la casa y como yo tengo a mis perros que cuidan la casa, de repente empezaron a ladrar, me asomé y vi que ahí había gente; salí y ya había un tipo enfrente, otro por atrás, como buscando por dónde entrar, viendo si encontraban algo abierto para no romper nada, porque desafortunadamente la ley en México dice que si no te rompen una puerta o ventana, entonces no es una entrada forzada”.
 
 
 
 
-¿Ellos no sabían que usted era el dueño?
 
“No, yo creo pensaron que la casa era de diferentes dueños; como tengo en el mismo terreno tres cabañas, dos edificios y la casita de servicio, pensaron que aquí vivían muchas familias y que justo en la casa en la que estaba yo en ese momento, no había nadie”.
 
-¿Qué más pasó?
 
“Pues salí y comencé a gritarles: ‘¡Hijos de la chi$%&#$, ¿qué hacen aquí?!’, y como siempre traigo mi pistola conmigo, salí con ella en la mano; uno de ellos me amenazó con su arma, así que saqué la mía y comencé a dispararles. Dos de ellos salieron corriendo y otros dos caminando  rápido, pero sí se ve que eran profesionales en el robo”.
 
-¿Ellos también le dispararon?
 
“Sí; de hecho, una de sus balas dio en mi auto y me rompieron el emblema de la parrilla. De inicio, pensaron que me asustarían, ya que antes de que yo sacara mi pistola, uno de ellos me enseñó que traía un revólver; ellos tiraron un par de balazos y yo tiré como cuatro”.
 
Carro
 
-¿Sospecha de dónde vino este ataque?
 
“No; a estos tipos jamás los había visto. Eran morenos, grandotes y tenían un acento como de centroamericanos. No sé qué buscaban, pero sólo intercambiamos balazos y se fueron”.
 
-¿A qué hora fue?
 
“Eran las tres de tarde, no era ni de noche, ni de madrugada, ¡fue a plena luz del día!”.
 
Balazo
 
-¿Tiene miedo de que regresen?
 
“Mira, si me tengo que matar a balazos con alguien, me mato y a la chi$%&#$, siempre que me lleve a dos o tres; pero para evitar problemas, sólo tiré para pegarles cerca y espantarlos. Yo estaba en un segundo piso, y cuando vieron que me asomé en las escaleras, tiraron el balazo, el cual pegó en una columna; yo estaba parado al lado, así que aunque disparé al aire, ellos sí tiraron a matar”.
 
-¿Ya denunció este hecho con la policía?
 
“No, pues ya no puedo caminar bien, y con esto de la COVID vas a una delegación o al ministerio público y ¿cuál distancia? No vale la pena arriesgarte a que te dé este virus y, como regularmente sucede, sólo pierdes casi cuatro horas y no te resuelven nada”.
 
-¿No ha pensado en poner rejas?
 
“Nunca lo hice porque quitaría la vista de la playa. Siempre he vivido así porque me gusta al natural, que veas la playa, la arena, las palmeras; pero por eso vivo armado”, concluyó.

 

Andrés García