LogoTVNOTAS
Enrique Guzmán.
Espectáculos México
08 de Abril del 2021 por @TVNotasmx / Foto: IG

Enrique Guzmán casi se desmaya en el foro de Ventaneando

La producción de Pati Chapoy solicitó un paramédico para atender al cantante, quien no dejaba de temblar.
Durante su más reciente visita al foro de 'Ventaneando' para tocar el tema de las fuertes delcaraciones que hizo su nieta Frida Sofía en el programa 'De primera mano', don Enrique Guzmán casi se desmaya y la producción tuvo que pedir el apoyo de un paramédico para evitar una tragedia.
 
Una fuente cercana a TVNotas confirmó que don Enrique llegó destrozado a las instalaciones de Azteca Uno, donde no paraba de llorar por la acusación de tocamientos inapropiados que hizo su nieta.
 
El cantante de 78 años de edad, rompió en llanto durante la entrevista con Pati Chapoy, quien sin tapujos le preguntó: "¿Abusaste de tu nieta?".
 
El cantante tuvo una crisis de salud.
 
 
A lo que el intérprete de 'Tu cabeza en mi hombro' respondió: "En mi put... vida le he tocado un pelo a esa niña, no tengo modo de decírtelo de esa manera... No la he tocado nunca en mi vida, de ninguna manera, ni de la cintura, ni de la mano... Juro por mis hijos".
 
Durante la plática de una hora entre el cantante y los colaboradores de dicha emisión de espectáculos, don Enrique recibió apoyo de un paramédico, le salió sangre de la nariz, no paraba de temblar y estuvo a punto de desmayarse.
 
 
Pese a la crisis de salud que vivió en el foro de televisión, Enrique Guzmán se sostuvo firme a su palabra y "niego total que le haya puesto una mano encima a mi nieta, a ninguna de mis nietas, a ninguno de mis hijos, a ningún pariente", reiteró.
 
Por otra parte, Luis Enrique Guzmán, hijo menor del cantante y Silvia Pinal, se enlazó vía telefónica con la producción y declaró que, su sobrina tendrá todo el apoyo y la ayuda de la familia entera si se deja guiar para estar bien con ella misma, y así dejar de perjudicar a la gente que no tiene nada qué ver en el distanciamiento con su mamá, la rockera Alejandra Guzmán.
 
Don Enrique lloró.