LogoTVNOTAS
Galiela Montijo.
Espectáculos México
10 de Agosto del 2021 por Bojórquez y Huerta / @TVNotasmx / Foto: Archivo TVNotas

Galilea pagó la millonaria cuenta de hospital de su papá

Aunque Galilea Montijo nunca lo perdonó por abandonarla a los 11 años, lo apoyó antes de morir.
El pasado 5 de agosto nos enteramos de que Galilea Montijo, de 48 años, había perdido a su padre, el señor Gustavo Montijo Talamantes, de 70, a consecuencia de la Covid-19 y, aunque la conductora externó en el programa 'Hoy' que tenía pocos recuerdos con él porque no tuvieron mucha cercanía, supimos que gastó más de un millón de pesos en los cuidados médicos para salvarle la vida. Una amiga de Galilea nos dijo:
 
 
-Es lamentable la noticia de la muerte de don Gustavo, papá de Galilea...
“Todos nos sorprendimos. A pesar de que doña Rebeca, mamá de Galilea, en muchas ocasiones le dijo a don Gustavo que se cuidara, que no saliera y que no se expusiera, pues pasó”.
 
-¿Cómo se contagió?
“Fue hace como un mes que él y Omar (hermano de Galilea) fueron a Acaponeta, Nayarit, donde el señor tiene a sus otros hijos, para vender unos terrenos que don Gustavo tenía allá, y desgraciadamente ambos se contagiaron, aunque sólo el señor fue a dar al hospital por lo grave que se puso”.
 
-¿Le avisaron enseguida a Galilea?
“Pues en cuanto regresaron a Guadalajara se empezaron a sentir mal y al hacerse la prueba dieron positivo; le avisaron a Galilea y ella decidió que el señor se fuera a un hospital porque ella quería evitar que contagiara a su mamá, que gracias a Dios no pasó”.
 
-¿Qué pasó con su hermano Omar?
“Él la libró en su casa, pero el señor desde los primeros días mostró signos vitales débiles y falta de oxigenación, y todo por ir a Nayarit, aunque doña Rebeca le dijo que no saliera. Así que ya sabrás cómo está la señora, está en depresión porque amaba mucho a don Gustavo, y pues para Galilea es muy importante ver bien a su mami, así que por eso corrió con los gastos desde el inicio para que el señor estuviera bien”.
 
-Oye, se sabía que Galilea y su papá estaban distanciados, ¿pudieron hacer las paces?
“No, don Gustavo se murió con las ganas de ver a su hija, de abrazarla y de pedirle perdón, pero Galilea ni estando hospitalizado quiso hablar con él; o sea, sí lo apoyó económicamente durante todo el padecimiento, pero no lo quiso ver”.
 
Archivo TVNotas.
 
-¿Desde cuándo regresó el señor con la mamá de Galilea?
“Fue en octubre de 2011, hace casi 10 años, luego de que el señor sufrió un infarto cerebral y decidió regresar con la señora Rebeca y ella se hizo cargo de que don Gustavo siguiera atendiéndose y tomando sus terapias; de hecho, Galilea ha sido la que se encarga de todo los gastos tanto de la casa como de la comida, mantiene a su mamá desde que empezó a trabajar, así que doña Rebeca tenía la oportunidad de apoyar al señor”.
 
-¿Sabes cómo era la vida de doña Rebeca con don Gustavo?
“En los últimos años, doña Rebeca estuvo al pendiente de él cuidándolo y llevándolo a sus terapias (el señor sufrió un derrame cerebral en 2008 y tenía secuelas), aunque eso implicara que Galilea no volviera a pisar su casa”.
 
-¿Es en serio?
“Sí; de hecho, cuando iba a ver a su mamá, Gali se quedaba en un hotel en Guadalajara y se citaban para verse; Galilea dijo: ‘Respeto a mi mamá y sus decisiones, pero no puedo entender por qué aceptar al hombre que la hizo sufrir, que la dejó con dos hijos y que nunca se hizo cargo de nosotros’”.
 
-¿Ya jamás hubo convivencia?
“No. Por más que doña Rebeca insistió que le hablara, que lo fuera a ver, siempre se negó. Si llamaba, jamás preguntaba por él; si su mamá le decía que él necesitaba medicinas o algo, sólo mandaba dinero, pero no preguntaba cómo estaba, para ella no existía”.
 
-¿Entonces siempre se quedaba en un hotel?
“Siempre ha sido así, además de que siempre se inventaba paseos y viajes para llevarse a su mamá y a sus tías de paseo. Desde 2011, Galilea no pisaba esa casa para evitar ver a su papá, pero sí permitió que su hijo conviviera con su abuelo, pues doña Rebeca se lo pidió”.
 
Archivo TVNotas.
 
-¿El niño sí convivió con su abuelito?
“Sí, porque antes de la pandemia, en las vacaciones de verano, el niño se iba unos días a Guadalajara; doña Rebeca se lo pidió a su hija, y aunque al principio no le encantó a Galilea, después accedió porque con una vez que el niño convivió con don Gustavo, y que Galilea vio que regresó feliz, aceptó dejarlo ir más seguido. Obvio, cuando empezó la pandemia, dejaron de ir y sólo la señora vino una vez a la CDMX a estar con la familia; y cuando Galilea iba por trabajo a Guadalajara, que era muy seguido, se llevaba a su hijo a propósito para que su mamá se lo llevara a su casa y hasta se quedaba un par de días allá para que pudiera convivir con su abuelo. El señor adoraba a su nieto y pues el niño se puso muy triste cuando Gali le dijo que ya estaba en el cielo”.
 
-Hablando de convivencia, la señora Rebeca sí tenía contacto con los otros hijos de don Gustavo, ¿cierto?
“Hasta donde sé, sí. Desde que el señor se fue a vivir a Guadalajara, la señora Rebeca lo obligaba a hablarles y decirles cómo estaba; incluso, si mi memoria no me falla, varias veces los medios hermanos de Galilea fueron hasta Guadalajara para ver a su padre y ahí pues convivían con doña Rebeca”
 
-¿Por qué fue que Galilea nunca se interesó por conocer o convivir con sus medios hermanos?
“Al principio, como todos los hijos, tenía coraje, resentimiento y, hasta cierto punto, odio, porque fue testigo de cómo sufrió su mamá cuando los abandonó. Luego, cuando se enteró de que su mamá convivía con sus medios hermanos, se molestó mucho porque sabía que ellos juzgaban y hablaban mal de ambas sin conocerlas. Todos ellos decían cosas negativas o culpaban a doña Rebeca de haber destruido el matrimonio de su mamá (la señora Antonia Jiménez) y de su papá”.
 
-Bueno, ahora, aunque Galilea no vio ni hizo las paces con su papá, habla bien de ella que lo haya ayudado económicamente con su enfermedad...
“Claro, hay muchas cosas que Galilea hizo por su padre, a pesar de todo el resentimiento que le tenía; como te digo, no lo perdonó y no hicieron las paces, pero desde 2011, Galilea lo apoyó económicamente con sus terapias y tratamientos, porque él y su mamá no hubieran podido pagar un servicio médico tres veces por semana en casa. Galilea, en estos 20 días que don Gustavo estuvo internado, porque en realidad fueron 20 y no 10 como ella dijo, corrió con todos los gastos, y si éstos ascendieron a más de un millón de pesos, fue porque pidió que lo llevaran a un hospital privado. Te repito, Galilea quería, por su mamá, que su padre se pusiera bien y que se salvara, pero Dios tenía otros planes”
 
-Pues sí fue una fuerte cantidad...
“Así es; además, Galilea pagó los gastos funerarios. Don Gustavo murió por la COVID y lo incineraron, pero se pagó un servicio funerario completo e incluso lo velaron por cuatro horas con familiares y amigos. Gali le dijo a su mamá que por su trabajo y sus compromisos no iría, pero que en estos días viajaría a Guadalajara para visitarla, pero será ahora que regrese de su viaje a Acapulco, porque ella ya tenía planeado ir allá este fin de semana para festejar su aniversario de bodas con Fernando”.
 
Archivo TVNotas.
 
-Ahora que su papá ya murió, ¿qué piensa Galilea de que no lo perdonó?
“Pues ella tiene sus razones y no se arrepiente, piensa las cosas fríamente. Recientemente comentó que cómo iba a perdonar a alguien que realmente no conoció y de quien sólo tiene muy pocos recuerdos, pues lo dejó de ver cuando ella tenía 11. Aun así, ella dice y reconoce que como ser humano lo ayudó y lo apoyó en lo que pudo, y que le duele sólo porque sabe que su mamá la está pasando mal”.
 
-¿Piensa hacer algo por su mamá?
“Sí, se la quiere traer a la CDMX una temporada para tenerla en casa, y también piensa llevarla a su casa de Acapulco. Quiere que su mamá se sienta acompañada, ocupada y querida; me imagino que es difícil para ella estar en casa y ver que su esposo ya no está. Doña Rebeca está en una terrible depresión, pero Galilea y su hermano Omar esperan que sea pasajero”.
 
-Por último, ¿sabes cuál fue la última voluntad de don Gustavo?
“Creo que lo único que pidió cuando se puso delicado fue que lo incineraran y que su esposa Rebeca se quedara con las cenizas, eso fue lo único que se ha comentado en la familia, y así se hizo; se incineró porque con la COVID no hubo más opción y doña Rebeca se quedó con las cenizas en casa, aunque creo que los otros hermanos quieren tener una parte para llevarlas con su mamá (doña Antonia) a Nayarit”, finalizó.
 
Archivo TVNotas.
 
También platicamos con una persona allegada a la familia que don Gustavo Montijo formó con doña Antonia Jiménez en Nayarit, y nos contó que a pesar del distanciamiento que tuvieron con él, están muy tristes porque no pudieron despedirse. Asimismo, que aunque no tienen relación con Galilea, están muy agradecidos con ella por la atención que tuvo con su padre:
 
-Cuéntanos... don Gustavo estuvo distanciado de sus hijos desde hace algunos años, ¿cómo fue esa situación?
“Sí, eso fue en 2011 cuando el señor sorprendió a doña Antonia y a sus hijos al decirles que se iba a ir de Nayarit a Guadalajara para tomar un tratamiento por el derrame cerebral que sufrió en 2008”.
 
-¿Qué pasó después?
“Todos se sorprendieron mucho porque sus hijos trabajaban y podían ayudarlo, pero a fin de cuentas, don Gustavo ya lo había decidido y lo respetaron”.
 
-Cuando él se fue, ¿sus hijos lo buscaron?
“Claro, pero él primero les decía que seguía con su tratamiento y que allá lo iban a ayudar mejor con su recuperación. También les dijo que quería aprovechar para acercarse a sus otros dos hijos (Galilea y Omar) y que tenía una plática pendiente con su exmujer, la señora Rebeca (la mamá de Galilea); sin embargo, finalmente les confesó que quería intentar una vida con su exmujer y les pidió su comprensión, y bueno, ya ni por sus cosas volvió”.
 
-¿Se molestaron con él?
“Sí; la señora Antonia estaba tan enojada, que hasta les pidió a sus hijos que no le hablaran a su papá ni lo buscaran, y obvio, ellos tampoco lo querían ver”.
 
Archivo TVNotas.
 
-¿Nunca se reconciliaron?
“No, ese enojo les duró hasta el final, porque después don Gustavo quiso acercarse a sus hijos (2019) y sólo Carla, Dina, Fátima y Elizabeth aceptaron verlo; de hecho, en esa ocasión llevó a la señora Rebeca”.
 
-¿Y qué dijeron sus hijas?
“Aceptaron convivir con ella porque querían sanar la relación entre todos”.
 
-¿Y ahora ellas supieron de la enfermedad de su papá?
“Sí, todo el tiempo estuvieron en comunicación con doña Rebeca y ella las mantenía informadas; de hecho, Dina le dijo que si era necesario mandar dinero y ella contestó que no, que Galilea se estaba haciendo cargo de todo”.
 
-¿Sabes si les tienen rencor a Galilea y a su mamá?
“No, porque saben perfecto que todo fue una decisión de su padre. Lo que sí es que están muy agradecidas con Galilea y su mamá por darle el apoyo necesario a su papá en estos momentos”.
 
-¿Lograron despedirse de su papá?
“No, y están muy devastadas. Sé que quieren colocar sus cenizas donde él nació, en Caponeta, Nayarit, o que al menos les dejen tener una parte de éstas para tenerlo cerca”.
 
-¿Crees que deseen reencontrarse con su famosa hermana?
“No sé. Ellas saben que Galilea le tiene mucho rencor y odio a su familia, y que si en vida nunca quiso juntarse con ellas, menos ahora que su papá está muerto; sin embargo, ellas entienden y respetan, finalmente fue la vida que les tocó”, concluyó.