LogoTVNOTAS
Lolita Ayala hace fuertes confesiones
Espectáculos México
14 de Junio del 2022 por Laura Luz Palmer / @TVNotasmx / Foto: Redes sociales

Lolita Ayala está angustiada por la salud mental de su hijo menor ¡la ha llegado a violentar!

Aníbal, el hijo menor de Lolita Ayala se desaparece por días, no toma su tratamiento y ha estado internado.
Una de las pioneras de la televisión mexicana es sin duda Lolita Ayala, de 70 años, quien condujo por 29 El noticiero con Lolita, hasta que la despidieron en 2016. Ahora, lamentablemente nos enteramos de que la periodista, además de batallar con algunas enfermedades, tiene que lidiar con el dolor de que su hijo Aníbal, de 42, tiene trastornos psicológicos. Una amiga de la periodista nos cuenta por lo que está pasando:
 
 
Lolita Ayala tiene una larga trayectoria en medios
 
 
-¿Cómo va todo con Lolita Ayala?
“No muy bien, su salud se ha visto mermada, primero por el accidente en helicóptero que sufrió en 2015, cuando se dañó seriamente la columna; pero sobre todo desde la caída que sufrió el año pasado en su casa, pues se fracturó la articulación del fémur y la cadera, eso ha hecho que utilice bastón”.
 
-También se ha dicho que aparte utiliza oxígeno...
“Sí, lo estuvo utilizando, ahora menos que antes; pero todo eso, más los problemas propios de la edad y la amnesia postraumática que se ha ido acrecentando, ha provocado que no esté al cien por ciento”.
 
-¡Qué lamentable!...
Así es, ella tiene un grupo con Virginia Sendel, Talina Fernández y otras mujeres en donde a diario se cuentan cosas de trabajo o de vida, como todas sus penas; entonces, por eso sé que Lolita ha estado muy deprimida”.
 
Lolita Ayala tiene una larga trayectoria en medios

-¿Por qué lo dices?
“Dice que le preocupa mucho la pérdida de memoria a corto plazo, pues olvida pláticas, cosas que iba a hacer o lo que hizo hace cinco minutos. Se siente mal al respecto, porque los doctores le dicen que es propio de la edad y se irá acrecentando con el tiempo, así que es inevitable”.
 
-Es una lástima...
“Así es, ella siempre fue una mujer muy activa y quiere seguir activa, dice que es muy triste llegar a la tercera edad y, de alguna, forma ya no sentirse tan útil; que recuerda con mucho cariño sus épocas mozas, pero también con tristeza por lo que hoy le ocurre”.
 
-¿Le han dado tratamiento?
“Sí, toma medicamentos y hace ejercicio para mantener ocupada su mente; ella siempre ha sido una mujer sumamente cuidadosa en todos los aspectos. Sale a caminar diario, pero su pérdida de memoria es irreversible”.
 
-¿Le dijeron por qué le afectó tanto?
“Fue a partir del golpe por la caída, pero ahora también por la edad y podría derivar en una demencia senil (alteraciones cognitivas y conductuales que conllevan a pérdida de autonomía); y obviamente, eso no le agrada, aunado a otras situaciones delicadas que vive de manera personal y que solo unos cuantos sabemos”.
 
Lolita Ayala tiene una larga trayectoria en medios
 
 
-¿A qué te refieres con “otras situaciones delicadas”?
“Le da tristeza que no hay trabajo en televisión para ella; desde que la despidieron de Televisa, en 2016, quiere sentirse productiva y aún tiene mucho que dar, y aunque vive de sus ahorros de toda la vida, el dinero se termina, a pesar de que ella logró acumular un buen patrimonio”.

-¿Eso la ha deprimido?
“Muchísimo. Le gustaría que alguna televisora la llamara para trabajar, se quiere sentir útil a sus 70 años, y le sigue echando ganas”.
 
-Incluso se le ve activa en redes...
“En noviembre de 2020, junto a su hija María Luisa, de 33 años, producto de su matrimonio con Luis Sosa (1989-2000), decidió abrir su tienda en línea donde manejan playeras con diseños muy exclusivos. Su hija es quien está al tanto de su mamá, pero Lolita carga con todos los gastos de su casa, como pagar chofer, cocinera, empleadas domésticas, enfermera... son demasiados gastos, pero entre ella y su hija van saliendo adelante”.
 
-Y su hijo, ¿también le está ayudando?
“Su hijo Aníbal, tristemente está atravesando por una situación difícil. Lolita nos ha contado que la tiene muy mortificada la situación de salud de su hijo, y mira que no es joven, él es su hijo mayor, tiene 42 años, lo tuvo con su segundo esposo Aníbal Silva (1977-1988), pero no está bien”.
 
-¿A qué te refieres?
“Mira, a ella no le gusta hablar sobre cosas de su vida personal, pero desde hace años, su hijo es tratado por trastornos psicológicos y de comportamiento”.
 
Lolita Ayala tiene una larga trayectoria en medios
 
-Continúa...
“Aníbal es muy desapegado de su familia, ha tenido problemas de conducta y de ira muy fuertes, no sabe controlar sus emociones, hasta con sus exparejas ha salido muy mal y eso es algo que atormenta mucho a Lolita”.
 
-¡Qué triste!...
“Sí, no es algo reciente, esto lo sufre desde años atrás. Lolita nos ha contado que su hija se enoja mucho por esa situación, no se le hace justo que su madre tenga que lidiar con los problemas de Aníbal o que su hijo tiene eventos como salirse de casa y desaparecer por días; dice que a veces huye a lugares como las montañas y se aleja de todo, y no saber nada de él, la pone muy mal”.
 
-¿Lo han atendido?
“Sé que lo han atendido con especialistas y ha estado internado para llevar algún tratamiento adecuado, pero nada funciona; además de que él se niega a tomarlo”.
 
-¿Qué tipo de tratamiento lleva?
“Pues nombres de medicamentos no nos dijo, pero seguramente debe ser un tratamiento psiquiátrico, pues Lolita ha mencionado que su hijo ha llegado a violentarla, no sabemos si de manera psicológica o física, porque a ella le da pena hablar del tema, pero sabemos que su hijo no lo hace con intención de lastimarla, simplemente no puede controlar su ansiedad y lo hace de manera involuntaria”.
 
-¡Qué difícil!...
“Así es, incluso su hija se enoja mucho por esa situación, no se le hace justo que su madre se mortifique de esta manera por los problemas de Aníbal; pero Lolita no dejará de preocuparse por él, es su hijo y le preocupa lo que pueda pasar con él”.
 
-¿Qué piensa hacer al respecto?
“Ella ve la vida de forma positiva. Ojalá que la llamen a proyectos; quizá al sentirse ocupada, útil, amada y cerca de su público, pueda olvidar un poco lo que está viviendo”, concluyó.
 
Lolita Ayala tiene una larga trayectoria en medios