LogoTVNOTAS
Shanik Berman.
Espectáculos México
29 de Julio del 2021 por Jorge Bustamante / @TVNotasmx / Foto: Cortesía

Shanik Berman recibió a su quinta nieta

"Ni tiempo le dio al doctor de llegar; terminaron asistiendo a mi hija... ¡una enfermera y una doula!”, reveló la periodista.
El pasado 14 de julio, la querida Shanik Berman le dio la bienvenida a la quinta beba de su hija Karla y su yerno Carlos Schwartzman. El parto se dio en un hospital de San Diego, California (EU), ciudad donde Karla reside temporalmente por motivos de trabajo. Platicamos con la conductora, quien nos dio los pormenores del nacimiento de la pequeña:
 
 
-Shanik, ¡felicidades por la llegada de tu quinta nieta!...
“Estoy muy emocionada, ¡la nena está hermosa!; nació en un hospital de San Diego, California, ya que desde hace algunos meses, Karlita (su hija) vive allá por cuestiones de trabajo. El parto fue súper rapidísimo, con decirte que ni el doctor alcanzó a llegar (ríe)”.
 
-¿Qué pasó?
“Karlita se internó el 14 de julio al mediodía y a las 3:40 de la tarde ya estaba en trabajo de parto. En cuanto empezaron las contracciones se le habló al doctor, pero al tercer pujido, la nena ya estaba afuera. Por fortuna, ahí en la sala estaban para auxiliarla una enfermera y su doula, que es mi cuñada, esposa de mi hermano; ella siempre ha acompañado a Karlita en sus cinco partos, pero esta vez fue la encargada de recibir a la beba”.
 
-¿Por qué no llegó el médico?
“No es que el doctor se haya tardado horas en llegar, la nena ya quería salir, ¡y salió! La enfermera fue quien hizo la curación del ombligo y el papá fue quien cortó el cordón umbilical; gracias a Dios, todo estuvo perfecto. Pesó 2.765 kg y midió 47 centímetros”.
 
-¿Estuviste presente en el parto?
“No me dejaron pasar por prevenciones de COVID-19, y qué bueno, porque creo que si estoy adentro me da un infarto. Mi hija es una guerrera, se ha aventado sus cinco partos de manera natural, obvio con algo de anestesia, pero ninguno ha sido cesárea; de hecho, ella ya no quería más partos en su vida”.
 
Nació en San Diego.
 
-¿Se animó a buscar el niño?
“Karlita se quería quedar con sus cuatro nenas, pero mi yerno y yo comenzamos a insistirle en que se aventara el último a ver si por fin llegaba el varoncito, y mira, no fue varón, pero sí una hermosa niña y todos estamos felices; a mí me encanta porque somos puras viejas en casa”.
 
-Definitivamente fue un parto diferente...
“En muchos sentidos fue un parto diferente. En cuanto la beba nació, de inmediato se la pusieron en el pecho a Karla, así sin limpiarla ni nada, y no se la quitaron hasta 10 horas después de nacida”.
 
-¿Por qué?
“Según médicos de California, esto ha reducido los casos de autismo u otro síndrome en recién nacidos; es algo que nosotros no sabíamos, es algo nuevo. Lo hacen para que el bebé no sienta de momento ese desapego a su madre, es algo que llaman bonding (vinculación) entre madre e hijo”.
 
-¿Qué nombre le pusieron a la nena?
“Gabriela Elisa Abigaíl. Por superstición familiar judía, su nombre se le dio a los 10 días de nacida, en una pequeña ceremonia con un rabino; el papá se lo dice al oído y el rabino es el primero en pronunciarlo, ya después se da a conocer a los demás integrantes de la familia y amigos”, finalizó.
 
Son un gran equipo.