LogoTVNOTAS
Vanessa Claudio modelo
Espectáculos México
15 de Julio del 2020 por Luis Miguel San Juan / @TVNotas / Foto: @TVNotas

Vanessa Claudio nos confesó que por ahora no está en sus planes ser madre

"Hasta que conozca al hombre de mi sueños sabré si quiero ser madre, el reloj biológico no me preocupa".

Desde los 5 años, Vanessa Zayda Claudio Rodríguez, de 36, tenía muy claro que deseaba ser una reina de belleza, logró concursar en varios certámenes incluso se dedicó a la pasarelas; sin embargo , en 2007, su vida dio un giro inesperado, pues  tras una gran trayectoria como modelo, llegó a la CDMX  y aunque al principio sólo quería continuar con su profesión, el destino la llevó a ser una de las conductoras más queridas de la televisión; y es que como ella misma lo dice, la vida te sorprende, tienes que aceptarlo y luchar por tus pasiones. Ésta es su historia:

-¿En qué momento de tu vida decidiste pertenecer al mundo de la belleza?
“Desde muy pequeña. Yo soy puertorriqueña y en mi país los concursos de belleza son un deporte nacional, así es que crecí con eso y para mí ése era mi primer deseo, ser reina. Cuando tenía 5 años le dije a mi mamá: 'Quiero ser reina’, y a los 10 años me metió a mi primer concurso, un certamen para buscar a la niña que representaría a la policía de mi estado, ¡y gané!”

-¿Después de ganar el concurso infantil qué pasó?
“Empecé a prepararme, tomé cursos de pasarela, de modelaje y seguí en el mundo de la belleza, pero a la par estudiaba, porque eso me pidió mi mamá, dijo que me apoyaría, pero debía seguir mis estudios”.

-¿Cuál fue el parteaguas en tu vida?
“Cuando participé en un concurso de modelaje, el cual gané y eso me trajo ofertas de trabajo en todo el mundo, tenía 17 años y decidí irme un tiempo a Milán”.

Vanessa de niña

Ve: Vanessa Claudio confesó que vivió una relación tóxica con Carlos Arenas

-¿Cómo fue esa experiencia?
“Fue terrible; lloré todo el camino, era la primera vez que me alejaba de mi familia, pero ya estando allá me entró la idea de estudiar, así que me quedé muy poco tiempo; regresé a mi casa y entré a la universidad”.

-¿Qué carrera estudiaste?
“Ciencias de la Comunicación con un máster en Relaciones Públicas. Me encantaba estar detrás de cámaras, deseaba representar a un artista, trabajar en la producción de algún programa, estar detrás de cámaras, pero la vida me puso delante”.

-¿Cómo fue abrirte camino siendo extranjera?
“La verdad, cuando iba a castings  escuchaba que decían: ‘Es bonita, pero ¿será inteligente?’, y eso me molestaba, porque tengo que mostrar el doble, y es cuando dicen: ‘Ah, sí sabes conducir, sí sabes actuar’, y les digo: ‘Pues me he preparado, he estudiado’”.

-¿Cómo llegaste a México?
“Yo estaba en Colombia y me invitaron a participar en un evento de moda en Mérida, Yucatán; luego me fui con la organizadora a su casa a la CDMX y empecé a buscar una agencia para que me representara. En diciembre regresé a mi país para pasar las fiestas y allá recibí una llamada de México para pedirme mi book y que viniera de inmediato, así que vine pero con la idea de actuar y hacer televisión”.

-Tu primera televisora fue TV Azteca, ¿cierto?
“No, mi primera oportunidad me la brindó Televisa, incluso salí en un capítulo de Rebelde, luego en la serie El Pantera,  hasta hice mi casting para el CEA (Centro de Educación Artística) y me quedé, sólo tenía realizar el trámite de mi gafete, pero cuando vi el programa de estudios me asusté, porque tenía que estar en un horario de 8 de la mañana a 8 de la noche y mis padres no son ricos así que me dijeron que no tenían la posibilidad de mantenerme, y que si yo quería hacer otra cosa, iba por mi cuenta, entonces renuncié”.

Vanessa en Venga la Alegría

-¿Fue difícil renunciar?
“Por supuesto, Televisa era un sueño, pero era imposible en ese momento. Así que seguí trabajando en comerciales y cosas que iban saliendo, hasta que en una comida conocí a Faisy, porque salía con mi mejor amiga, y me dijo que estaban haciendo un programa llamado Vengache pa’cá y que necesitaban una reportera, y fui al casting”.

-¿Cómo fue ese primer casting?
“Me fui en camión y de tenis, ya cuando entré a la televisora me puse el tacón para ver al productor Adrián Patiño y me explicó el casting, le dije todo mi curriculum y me quedé. Y como ya nunca jamás regresé a Televisa, ni siquiera a dar las gracias, me vetaron, y me consta… no hay manera de que pueda entrar".

-Aunque querías ser actriz, te has dedicado a la conducción...
“Son cosas totalmente distintas y me he sentido cómoda con ellas, pero sí tienes que estar preparada. Aunque mi carrera se fue por la conducción, no olvido la actuación, a ver qué pasa después”.

-¿Cuánto duraste en Venga la alegría?
“Fueron varias etapas, iba, venía, cubría vacaciones, incapacidades... duré como 10 años; fue maravilloso, pero llegó un momento en que necesitaba más y mi corazón estaba seguro de que era momento de buscar nuevos retos”.

-¿Qué te dejó Venga la alegría?
“Muchas satisfacciones, pero lo que vieron sólo era una parte de mí. Yo sabía que para ese formato servía la mujer guapa, sexy, soltera, divertida, la atrevida, pero luego me entró la nostalgia de terminar con ese proyecto y empecé a buscar otros y a asistir a castings”.

-Y llegó Este es mi estilo...
“Así es. Para que me dejaran hacer el casting pedí, supliqué y no sé a cuántas oficinas me metí, y no me querían sacar de Venga..., pero insistí y me dieron la oportunidad. La gente dudaba que fuera la indicada, pero yo creía en mí”.

Programa Este es mi estilo

-Después fue una sorpresa saber que te ibas a Miami, ¿por qué tomaste esta decisión? 
“La verdad es que terminamos la segunda temporada de Este es mi estilo y no sabía qué iba a pasar conmigo, no sabía si había proyectos en puerta para mí. Luego me ofrecieron la oportunidad en Suelta la sopa y no lo dudé. Fue difícil porque de entrada querían una mexicana y yo soy boricua, pero me preparé, hice el casting y me quedé”.

-¿Cómo dijiste en Azteca que te ibas?
“Hablé con una ejecutiva que confió mucho en mí y le dije que me había quedado en el programa, ella pensó que iba de invitada una semana, y le dije: ‘Me voy como conductora fija, me voy a Miami a vivir’”.

-Al llegar a Miami empezó la pandemia por el Covid-19, ¿cómo te ha ido?
“Sí. Le llamé a mi mamá para que me ayudara a instalarme y empezó lo del Covid-19; pero no fue sólo eso... al llegar ella, se cayó y se rompió la rodilla, y en medio de la pandemia la hospitalicé, y con el tema del Covid-19 la dejé en urgencias y regresé por ella cinco días después, fue terrible”.

-Ahora vives con ella y tú feliz...
“Con 13 años viviendo en México, las visitas a mi familia eran muy pocas, y estos cinco meses juntas han sido muy padres”.

Suelta la sopa programa

-¿Y en el amor?
“Pues me la paso haciendo castings (ríe). Hasta para mí es un misterio mi vida amorosa, soy una mujer muy enfocada en mis proyectos y por ahora no ha sido mi prioridad una pareja. Pero el día que aparezca seré muy feliz”.

-¿Te ha ido mal con tus parejas?
“Los hombres sólo quieren una aventuray no estoy para eso. Sí me gustaría una pareja, un futuro bonito, pero no se da”.

-¿Te preocupa no ser mamá?
“No es algo que me quite el sueño; vivo la vida maravillosamente y si llegara un hombre con quien compartirla, sería genial, si no, no importa. No quiero decir que no deseo ser mamá, pero hasta el día que conozca al hombre correcto, me darán ganas; ahora mismo, si me lo preguntas, no está en mis planes ni en mi corazón”.

-Por último, ¿piensas volver a México?
“Claro, y si puedo hacer algún proyecto los fines de semana, por supuesto que voy, allá tengo familia y por elección, mi casa”, concluyó.  

Vanessa Claudio y su mamá

Ve también: Vanessa Claudio saca los ‘trapitos sucios’ de Venga la Alegría

————— 
No olvides descargar nuestra app TVNotas: 
 
Usuarios Android  Google Play
Usuarios iOS App Store
 
También puedes recibir nuestra edición impresa en tu casa, sólo comunícate al teléfono 8002288668 #QuédateEnCasa