LogoTVNOTAS
Abuelito depositó mal todos sus ahorros.
Virales
13 de Septiembre del 2021 por @tvnotasmx / Foto: Pixabay / YouTube

Abuelito depositó los ahorros de su vida en cuenta equivocada

Fueron más de 1.5 millones de pesos los que depositó a un extraño.
Fue Gordon Layton, un abuelito de 88 años, quien tenía un fondo de ahorro destinado a un propósito específico, el cual era trasladar su casa a un nuevo terreno, para lo cual decidió contratar una empresa de mudanza, pero al hacer el depósito correspondiente se equivocó de número de cuenta.
 
El abuelito australiano junto con su nieta, hicieron todo lo posible por recuperar el dinero, pero el desconocido al que le llegó la tremenda cantidad se negó a devolverlo: “Es todo el dinero que tenía para mi jubilación. Ahora tendría que vender mi casa para pagar la deuda, no es justo”, dijo Gordon muy decepcionado. 
 
Obviamente no estaba contento, de hecho, estaba realmente enojado porque este tipo hubiera aprovechado la oportunidad para decir: Bueno, no lo voy a devolver, mal... sea”, declaró Layton
 
Abuelito depositó millones de pesos a otra cuenta.
 
 
Sin duda, para Gordon Layton y para su nieta fue una situación difícil de manejar, ya que, hicieron todo lo posible por recuperar los ahorros, sin conseguirlo hasta ahora.
 
Ellos intentaron comunicarse con el personal del banco para advertir la errónea transferencia y que la persona desconocida a la que se le depositó, no pudiera disponer del dinero, sin embargo, al querer hacerlo se enteraron de que el dinero fue retirado inmediatamente por el susodicho.
 
Gordon Layton, un abuelito de 88 años, quien tenía un fondo de ahorro.
 
 
Gordon Layton, demandó al desconocido que se aprovechó de la situación, esperando la solución del problema, además, la empresa inmobiliaria amenazó con tomar acciones legales en contra de Gordon por la falta de pago y él podría perder su hogar si el problema no se soluciona pronto. 
 
“Ellos están en todo su derecho, nosotros también queremos denunciar al banco porque estamos decepcionados de que no nos pudieron ayudar con rapidez”, concluyó.
 
Gordon Layton.