LogoTVNOTAS
Para que esos callos no te molesten, es recomendable darte baños de pies con árnica y otros consejos que el Doctor te aconseja.
Salud
30 de Octubre del 2019 por Doctor Abel / Foto: TV Notas

El Doctor Abel te dice cómo disminuir las molestias de los dolorosos callos

Para que esos callos no te molesten, es recomendable darte baños de pies con árnica y otros consejos que el Doctor te aconseja.
¿Qué son los callos y ‘ojos de pescado’?
Los callos son un endurecimiento de la piel, causados por presión o fricción. Un ojo de pescado es una verruga producida por un virus en los dedos o planta del pie.
 
¿Cuáles son los síntomas?
*Dolor e irritación.
*Aparición de ámpulas.
*Endurecimiento y engrosamiento de la piel.
 
 
Una lectora expuso su caso al doctor para poder eliminar las molestias.
 
PREGUNTA: Doctor: desde hace cinco años he tenido molestias en mi pie izquierdo. Mi médico me dijo que sólo se trataba de una pequeña callosidad y que con una pomada se me quitaría. Después de tres meses no pasó, y no sólo eso... como acababa de entrar a un trabajo donde tenía que estar mucho tiempo de pie y usar zapatos de tacón puntiagudos, terminaba muy mal el día. Fui con un dermatólogo, me dio tratamiento y me propuso quitármela con láser, y lo hizo. Estuve bien más o menos dos años, pero de nuevo tengo el mismo problema, sólo que es más molesto, porque subí de peso y para colmo sigo en el mismo empleo. ¿Qué puedo hacer?
 
RESPUESTA: los callos y ojos de pescado son un crecimiento endurecido de la piel que se forma por un roce constante en una área del cuerpo (los pies son la zona preferida), y si les ponemos los elementos necesarios como: peso, utilizar zapatos (en tu caso son los pies) que aprieten a los lados y además en el centro, y subir de peso, obviamente el problema se acentúa. Es importante que se eliminen, no sólo por lo estético o el dolor, sino que esto puede deformar el pie al adoptarse posiciones de éste para disminuir molestias y hacer que pises de lado con la consiguiente molestia en cadera y espalda. Es muy importante estar segura de que se trata de una callosidad, y en caso necesario, busques la forma de eliminarla; en tu caso, puede tratarse con láser o utilizando otros elementos, en este caso naturales, que te permitan destruirla o disminuir su tamaño de principio, y después quitar los factores de riesgo. Primero debes estar segura de que no haya ningún otro problema, como insuficiencia venosa severa, o si no eres diabética.
 
TV Notas
 
 
Date baños de pies. 
 
Prepara tu baño con: Árnica, encino, romero, fenogreco, ortiga y hierba del pollo; 5 litros de agua, 1 cda. de sal, 1 cda. de miel, el jugo de 1/2 limón, 1 rodaja de ajo (delgada) y crema humectante de sábila con miel.
 
Date tu baño así:
1. Pon cuatro cucharadas de cada té en el agua, la sal, la miel y el jugo de limón. Hierve 15 minutos, deja que enfríe sólo un poco y mete los pies durante 20 minutos.
2. En ese tiempo date masajes con la cáscara de limón en el callo, por tres minutos.
3. Enjuaga los pies y seca bien. Corta una rodaja de ajo delgada y colócala en la cáscara del limón por la parte carnosa; aplícala en el callo y déjala durante la noche.
4. Al día siguiente, luego de bañarte, ponte crema humectante de sábila con miel y repite cada tercer día, por dos semanas.
 
RECOMENDACIONES:
*Evita usar zapatos justos. Tanto de lo ancho como de lo alto, así como zapatillas, ni tampoco zapatos sin tacón.
*Usa plantillas de gel. Hazlo en caso de que el dolor sea intenso, así amortiguarás el impacto del peso al caminar.
*Prefiere calzado de cuero. Además, utiliza calcetines, calcetas o medias que estén suaves, de preferencia de algodón y sin costuras.