LogoTVNOTAS
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
Vicente Fernández
12 de Diciembre del 2021 por Redacción / Foto: TV Notas

La última entrevista con Vicente Fernández; nos contó cómo quería ser recordado

En TV Notas platicamos por última vez con don Vicente en 2013 cuando superó el cáncer de hígado y esto nos contó.
TVNotas tuvo oportunidad de visitar a don Vicente Fernández en su rancho Los 3 Potrillos en diferentes etapas de su carrera, donde con la honestidad que siempre lo caracterizó, dejaba ver su lado más humano. En 2013, con motivo de su cumpleaños número 73, El Charro de Huentitán nos abrió las puertas de su casa para platicar de su amistad con el fallecido Joan Sebastian (a raíz de una colaboración que tuvieron), la familia, su relación con sus hijos, sus pesares, la muerte y cómo quería ser recordado por el público: 
 
-Don Vicente, ¿ya había trabajado con Joan Sebastian o es la primera vez? 
“Sí, Joan y yo hemos dado conciertos en Estados Unidos, pero hasta antes de grabar Para siempre, él no me había dado canciones. Grabar el disco fue idea de Joan y no sabes el gusto que me dio”. 
 
-¿De un grande para otro grande? 
“Joan fue el compositor y tenía la presión de hacer canciones para Vicente Fernández, y yo tenía la presión de interpretarlas como nadie, porque eran temas de un compositor exitoso”. 
 
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
 
 
-Quedó contento con el resultado... 
“Claro, quedé muy contento con el trabajo que hizo Joan, y él quedó feliz con lo que hice yo. Hemos cantado juntos varias veces y tenemos 20 años de amistad”. 
 
-Cuándo murió el hijo de Joan, Trigo, usted le habló ese mismo día; ¿lo conoció?
“Yo conocía a sus hijos desde chiquillos y sentí mucho la muerte de Trigo (primogénito de Joan Sebastian, quien fue asesinado en 2006, en Texas, Estados Unidos)”. 
 
-En una entrevista, Joan nos dijo que la muerte de un familiar es un dolor con el que se aprende a vivir, ¿qué opina sobre eso?
“Lo confirmo, la muerte de un ser querido es algo con lo que se aprende a vivir. Cuando murieron mi padre y mi madre, tuve que aprender a vivir sin ellos, aunque el cariño jamás se acaba y yo los recuerdo como si ahorita estuvieran conmigo; desgraciadamente, tienes que aprender a vivir con ese dolor”. 
 
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
 
-Cuando graba o está arriba de un escenario, ¿se acuerda de ellos?
“Cuando canto un tema que habla del padre, de la madre, de los hijos o de una pérdida de un ser amado, no lo canto para nadie, la estoy cantando para mí porque estoy viviendo la canción y cada frase me recuerda un pasaje de mi vida”. 
 
-Cambiando de tema, hace tiempo usted dijo que no le gusta que Alejandro cante otra cosa que no sea música ranchera, ¿sigue pensando lo mismo, pese a que le va muy bien cantando baladas?
“Alejandro tiene la misma pasión por el ranchero, y no es porque sea mi hijo, pero canta hermoso; cuando lo oigo, me pongo a gritar: ‘Ése es mi hijo, hijos de la...’ No es que a mí no me guste el pop, es que no lo entiendo y no me llega”. 
 
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
 
-Pero a él se le dan ambos géneros... 
“Eso sí. La ventaja que tiene Alejandro es que graba un disco de ranchero y otro de pop, y ambos le quedan bien. Él sale vestido muy moderno y la gente le aplaude, pero cuando sale de charro y canta con mariachi, al público parece que le ponen un cuete abajo del asiento (ríe)”. 
 
-Ahora Alejandro ya no se le ve en los antros, no anda en escándalos...
“Los años no pasan en balde y él ya está asentándose, está más calmado; conmigo era muy rebelde, pero ahora cuando me llama, lo hace con cariño”. 
 
-¿Qué le dice? 
“Hay veces que se echa sus copitas y me llama desde donde esté, llore y llore para contarme que necesita decirme que me adora y nos agarramos llorando; es su forma de ser y yo tengo que respetarla, porque así como ellos me respetan, yo tengo que respetar a mis hijos y a mi mujer”. 
 
 
-¿Alejandro le pidió consejo cuando se hizo la vasectomía?
“Sí, me pidió permiso, aunque yo se la hubiera hecho desde antes al ca$%&# si hubiera sabido que cada vez que se juntaba con alguien, iba a dejar hijos, eso no estaba bien... si los hijos no son para hacerlos y ya”. 
 
-Sin embargo, es un buen padre... 
“Eso sí, es un padre ejemplar... llega cansado de trabajar y se los lleva a los cinco a Vallarta. Manda por los de Ximena y se lleva a los de América. Todos mis hijos son excelentes padres, y al que me diga: ‘Tus hijos son malos padres’, le rompo el hocico de una cachetada”. 
 
-Cambiando de tema, doña Cuquita es un pilar en su vida y vemos que se aman igual o más que cuando se conocieron,
y eso pocos lo logran en el medio...
“Siempre hay que tener a la pareja enamorada de ti. Yo siempre les decía a mis hijos: ‘Busquen una para toda la vida’, porque yo no soy de divorcios, y los divorcios de mis hijos son los dolores más grandes que he tenido, pues me duelen mis nietos”.

-¿Qué hace su esposa cuando usted se va y ella se queda sola en el rancho?
“Cuquita se encarga de pagarles a los trabajadores, cada semana. Yo me voy a cantar y cuando regreso, le digo: ‘Ahí está tu gasto’”. 
 
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
 
-Tras su cirugía para erradicar el cáncer que afectó su hígado, ¿llegó a pensar en la muerte?
“Cuando me operaron, no pensé en la muerte, y no es que sea muy macho, pero sé que por esta vida nada más estamos de paso, y el día que Dios me quiera recoger, sólo le pido que me dé licencia de despedirme”. 
 
-¿Se arrepiente de algo? 
“La verdad, no; hay veces que me enojo con alguna persona, pero nada grave. No tengo nada que perdonarle a nadie y espero que no exista alguien a quien le tenga que pedir perdón”. 
 
-Después del cáncer, ¿se imaginó llegar a celebrar este cumpleaños? 
“Lo que más me preocupaba de no salir del hospital, era no poder cumplir mi sueño de celebrar mis 50 años de casado (sus bodas de oro la celebraron un año después)”. 
 
-¿Le gustaría que le hicieran un homenaje a su carrera?
“No, siempre he dicho que los homenajes me los da cada noche el público con su presencia y sus aplausos, ésos son mis homenajes y trofeos”. 
 
La última entrevista con Vicente Fernández, no se consideraba el #1
 
-¿De dónde salió la frase “mientras ustedes no dejen de aplaudir, yo no dejo de cantar”?
“Antes se usaba que en los palenques cantaran cuatro canciones y ya; una vez llegué a León, Guanajuato, y a las cuatro canciones el empresario me decía: ‘Ya terminaste’, y fue cuando le dije a la gente: ‘A ver, mi querido público, ahí hay un empresario que me está diciendo que ya terminé, pero yo no vivo de los empresarios, vivo de ustedes, así que si ya no quieren, me meto, pero mientras ustedes no dejen de aplaudir, su Chente no deja de cantar’, y de ahí salió”. 
 
-¿Está preparado para cuando llegue el último día de su vida?
“No me imagino mi último día, yo me encomiendo a Dios cuando me acuesto y ya si amanece, digo: ‘Ya fregué’ (ríe)”.
 
-¿Con qué canción le gustaría que lo recordaran? 
“Con todas, pero especialmente me agradaría que me recordaran con ‘Hasta la tumba’ (canta: ‘Hasta la tumba, mujer, juré quererte, hasta la tumba juré quererte yo’)”.
 
-El público lo considera el número uno, ¿así se ve usted?
“Nunca me he considerado el número uno, creo que soy alguien a quien el público quiso desde el inicio y nunca me soltó de la mano. Hay otros cantantes que llevan más años, pero esto es un negocio y algunos ya no funcionan. Yo puedo cantar a veces hasta cuatro horas en un palenque y no creo que muchos lo hagan, eso me hace especial”, finalizó.