LogoTVNOTAS
Carolina y su hija.
Espectáculos México
18 de Agosto del 2021 por @TVNotasmx / Foto: IG

Carolina Sandoval rompe en llanto por su hija mayor

La conductora revela cuál es la angustia que vive en estos momentos con Bárbara Camila, su hija mayor.

Como pocas veces, Carolina Sandoval, mejor conocida como "La Venenosa", abrió su corazón para compartir la angustia que está viviendo por su hija mayor, Bárbara Camila, quien acaba de cumplir sus 18 años y comienza a abrises camino sola.
 
En apenas unos días, la joven partirá rumbo a Chicago a empezar sus estudios universitarios. Un sueño hecho realidad para madre e hija que por fin se va a materializar, pero detrás de la gran alegría se esconde una preocupación para la venezolana.
 
Y es que, durante una emotiva plática en el podcast 'Sin rodeo', de Jomary Goyso, la polémica conductora no dudó en confesar la angustia que la tiene preocupada y nerviosa con respecto a la nueva vida que emprende su primogénita.
 
 
La próxima universitaria es una mujer llena de fuerza, inquietudes e ilusiones, no se rinde ante los retos ni adversidades, y así lo ha demostrado. La presentadora informaba hace unos años de la discapacidad auditiva que su "Barbie" sufría desde que nació, una situación que jamás la ha limitado para cumplir sus objetivos; al contrario, la ha impulsado a cumplirlos con más ganas.
 
Es precisamente esta situación la que tiene a su madre con el corazón en un puño, ya que, es la primera vez que vivirá sola y eso supone una serie de preocupaciones que explicó con la voz entrecortada al español.
 
La Venenosa cuenta su sentir.
 
"La razón por la cual tengo tanto temor y tanta angustia en mi corazón de que esta niña se vaya, y he hecho todo, la universidad nos ha ayudado un montón, los médicos que la ven... Ya tenemos un plan B para que la vean en Chicago porque los audífonos hay que chequearlos anualmente", explicó conmovida.
 
"A ella le toca un cuarto compartido en la universidad y el baño quedaba fuera, yo decía: 'Ay Dios mío, si a Bárbara le toca salir sin audífonos del cuarto, si hubiese una emergencia, ella está al 40% por debajo de escuchar algo extraño", continuó angustiada.
 
"Lo que más me preocupa de esta partida de mi hija a este otro mundo es que todo esté bien", aclaró. Afortunadamente, en la universidad están informados y los cuidados van a estar, pero igualmente es inevitable que Carolina tenga cierto temor, como toda mamá.
 
Son inseparables.