LogoTVNOTAS
Pierre Angelo revala que no piensa volver a ser papá
Espectáculos México
22 de Enero del 2022 por María Montoya / Foto: Esteban Sánchez

Pierre Angelo revala que no piensa volver a ser papá

El actor dio una dura noticia sobre su vida personal tras divorciarse de la actriz Marisol del Olmo; ahora tiene un romance con famosa productora. 
Pierre Angelo, de 50 años, tiene una carrera de casi 40, pues inició a los 11 en Chiquilladas. Nació en la CDMX, pero también tiene la nacionalidad italiana, pues su familia paterna migró a México por motivo de la Segunda Guerra Mundial, entre ellos, su papá. De esto y más nos platicó: 
 
Pierre, ¿dónde naciste? 
“Nací el 24 de septiembre de 1971, en la CDMX; pero tengo sangre italiana por mi papá, Celestino Antonioli, de 72 años, que es italiano; y mi mamá, María Elena Flores, es de aquí de la CDMX, tiene 71. Tengo una hermana, Gabriela Antonioli, un año mayor que yo”. 
 
 -¿Cómo llegó tu papá a México?
“Mi abuelo era ingeniero textil y se vinieron casi a los dos años de que terminó la Segunda Guerra Mundial”. 
 
-¿Tus papás a qué se dedican?
“Mi papá es divulgador científico e ingeniero en electrónica; y mi mamá estudió Lenguas Extranjeras y está jubilada”.  
 
-Teniendo unos papás académicos, ¿cómo llegas a la actuación?
“De chavito vi el programa de Chiquilladas y dije: ‘Yo quiero estar ahí’”. 
 
Pierre Angela revala que no piensa volver a ser papá
 
 
-Entonces, ¿ya lo pensabas?
“Sí. Como a los tres meses de que salió el programa, empezaron a buscar talento y audicioné para entrar”.  
 
-¿Qué edad tenías entonces?
“Iba a cumplir 11. Mis papás siempre me han apoyado durisísimo; mi papá me escribió mi primer sketch para audicionar, me compró un trajecito de indito en La Lagunilla y me llevaron”.  
 
-Luego, ¿qué pasó?
“Me recibió Ausencio Cruz y yo me arranqué con mi sketch hablando como indito, se morían de la risa”. 
 
-Y te quedaste...
“Mi papá le dijo al director: ‘Oiga, un favor; yo no le puedo mentir a mi hijo, le pediría que alguien le hable para decirle que por el momento no va a haber nada’, pero El Pollo le dijo: ‘¿Es que sabe qué?, sí me interesa. Llévelo hoy al programa y a ver cómo le va con las cámaras’” 
 
-¿Te llevaron?
“Sí, y para mi buena suerte, ese día se enfermó del estómago Ginny Hoffman y había una transmisión especial con Odisea burbujas, que iban de invitados. Me dijeron: ‘¿Te puedes aprender estos papeles?’, y me tocó hacer un sketch con ‘Pistachón ZigZag’ y otro con ‘Mafafa’; a partir de ahí, el resto es historia” 
 
-¿Te pagaban bien?
“Pues no sé; lo que sí es que mis papás me cuidaron todo mi dinero hasta los 18 años, y ya había un buen de dinero”. 
 
Pierre Angela revala que no piensa volver a ser papá
 
VE: Felicia Garza se desmaya al dar positivo a Covid-19
 
 -¿Seguiste en la escuela?
“Sí, me condicionaron mis papás: ‘Tú bajas de nueve de promedio y te sacamos del programa’, entonces me volví un buen estudiante y terminé la carrera de Mercadotecnia”. 
 
-¿Cuántos años estuviste en Chiquilladas?
“Como seis, yo tenía 16, estaba casi terminando la prepa cuando salí”. 
 
 -¿Qué siguió después de Chiquilladas?
“Hice mucho teatro; luego trabajé para Disney, como conductor. De ahí hice La vida en risa y como le caía muy bien a Paco Stanley (q.e.p.d.), porque hacía su parodia en Chiquilladas, me invitó a Ándale y a los Tenorios. Luego vinieron realities como: Pequeños gigantes, La parodia, Parodiando y La familia P. Luche”. 
 
-¿En qué momento te casaste?
“Tenía 26 años cuando me casé con Marisol (del Olmo) y me agarró la responsabilidad total; dije: ‘Mi familia no puede depender de un llamado’ y trabajé como director creativo en Grupo CIE y me fue muy bien”.  
 
-Cuéntanos cómo conociste a Marisol del Olmo...
“Dirigí un espectáculo para Aeroméxico, yo hice los castings y llegó Marisol, la oí cantar y dije: ‘Guau’, fue un flechazo. Nos casamos en mayo de 1999 y nuestra hija Isabella nació en 2000”. 
 
-¿Planearon ser papás muy rápido?
“Totalmente, sabemos cuándo, a qué hora. Isabella viene con todas las ganas del mundo”. 
 
 -¿Quisiste tener más hijos?
“No, siempre he pensado que los hijos vienen en el momento que tienen que venir, y en este caso vino Chabelita, y soy el papá más orgulloso, más feliz, y siento que he tenido oportunidad de darle una buena vida, viajes, educación, unos abuelos padres; de hecho, me encanta ser papá, pero... estoy contento así”. 
 
Pierre Angela revala que no piensa volver a ser papá
 
-¿Cuánto tiempo estuviste casado?
De papel, ocho años, pero de vivir juntos fueron cuatro años y medio. El trámite de divorcio fue más largo”.  
 
-¿Por qué se separaron?
“Porque entré en una etapa de workholic (trabajador obsesivo) impresionante. CIE es interminable, de pronto me mandaban a Brasil, tres o cuatro semanas, me comía el trabajo. 
 
Pero nos llevamos muy bien, todo está clarísimo; veo a mi hija cuando quiero y me sigo haciendo cargo de sus gastos al cien por ciento”. 
 
 -¿Ya hueles a suegro?
“Lo pensé cuando estaba en la prepa, pero ahorita la veo tan clavada en su vocación y trabajo, que igual un día me da la sorpresa”. 
 
Pierre Angela revala que no piensa volver a ser papá
 
CHECA:  Anahí aparece irreconocible ¡tatuada completamente!
 
-¿Sí anduviste con Alma Cero?
“Sí, también”. 
 
 -¿Cómo la conociste?
“En el teatro, cuando hacía El Tenorio. También era una chava padrísima, pero ella moría por tener un hijo más y yo no, estaba muy abocado a ser papá de Isabella, y me parece más un acto de amor dejar en libertad a la persona si tiene otros sueños diferentes a los tuyos”. 
 
-¿Ya no te dieron ganas de volverte a casar?
“Ahorita tengo una relación superbonita, no es famosa, pero trabaja en Televisa, se llama Rossana Villamar y la hemos pasado muy felices; llevamos año y medio, es una tipaza. Tiene un hijo que se llama Patricio... todo está padre”. 
 
Pierre Angela revala que no piensa volver a ser papá
 
 
-¿Cómo visualizas tu vejez?
“Pues estando en paz, en paz con la vida y con la educación de mi hija. No me gustan los conflictos, me gusta la tranquilidad; creo que todos venimos aquí a ser felices y a aprender de la vida”, concluyó.