LogoTVNOTAS
Reyli Barba comenzó con la dependencia al alcohol a los 11 años de edad
Espectáculos México
21 de Mayo del 2019 por @TVnotasmx / Foto: Clasos, Twitter

Reyli Barba comenzó con la dependencia al alcohol a los 11 años de edad

Reyli Barba agradece que el tocar fondo lo haya motivado a dejar atrás las adicciones.

En entrevista con Pati Chapoy, el cantante Reyli Barba confesó que desde muy joven (11 años) comenzó con la dependencia al alcohol.
 
“Desde muy joven inició, creo que el alcoholismo es la peor droga que existe en el mundo, y encima de todo permitida, asistida, y hasta aspiracional en algún momento, pero es terrible, a mí me hizo mucho daño, casi me mata. Empecé a beber a los 11 años, un niño, en los lugares tan pequeños, en los ranchos se da mucho que los chiquillo nos creamos adultos a temprana edad”.
 
Reyli Barba agradece que el tocar fondo lo haya motivado a dejar atrás las adicciones.
 
El intérprete se dio cuenta de que tenía un grave problema con el alcohol gracias a sus amigos cercanos.
 
“Los amigos más cercanos me decían que estaba desubicado, que estaba en un lugar donde no me veía bien y sí, tuve que tocar el fondo del fondo para llevar una vida sana, bonita, como la que llevo ahorita. Siempre me di cuenta (que me estaba haciendo daño) pero es un vicio terrible que no se vence nunca, puede uno estar ‘clean’ pero está latente eso y hay que estar alerta permanentemente”.
 
Reyli Barba agradece que el tocar fondo lo haya motivado a dejar atrás las adicciones.
 
Dios y su familia tomó la decisión de internarlo por primera vez porque no había otro camino para Barba.
 
“Para mí no había otro camino más que internarme, uno no lo acepta, Dios y mí familia me llevaron, justamente te hacen ver, te lo ponen en la cara y te dicen ‘tu estas enfermo’ y cuando lo aceptas ocurre el cambio”.
 
 
 
Afortunadamente Reyli tocó fondo, gracias a un milagro de Dios.
 
"En la primera etapa no lo aceptas y te da pena ¿Cómo van a decir que yo caí’, pues que bueno que caí porque me pude pasar todo la vida tambaleando, pero al final de cuentas, Dios, la familia y mi conciencia despertaron y dijeron ‘ya estuvo, ya no puedes tocar más fondo’ y eso es un milagro”, comentó.