LogoTVNOTAS
Diego de Erice se ha realizado varias operaciones
Espectáculos México
21 de Junio del 2022 por Laura Luz Palmer / @TVNotasmx / Foto: Cortesía del Actor y redes sociales

Diego de Erice se sometió a delicada operación que tardará un año en sanar

Al actor le fusionaron 2 vértebras con 4 tornillos y una placa de titanio.
Desde hace siete años, Diego de Erice, de 35, ha venido padeciendo fuertes dolores de columna y en la pierna derecha, esto debido a accidentes que ha tenido a lo largo de su vida, así como ejercitarse sin protección. Hace unos días fue sometido a dos cirugías de columna y nos cuenta los pormenores:
 
 
 
-Diego, es lamentable lo que estás viviendo con tu salud...
“Todo me agarró en un momento de compromisos laborales”.

-¿Cómo inició todo?
“Un día me desperté, no podía apoyar bien la pierna derecha, me caí, estaba como apagada mi pierna; esto fue hace como nueve meses, me tuve que hacer exámenes”.
 
-¿Ya tenías dolores de espalda?
“Los he tenido desde hace siete años, ya que he tenido accidentes y percances a lo largo de mi vida, esquiando en nieve, en motocicleta; he tenido mucho desgaste en la columna”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
-¿Qué pasó cuando te hiciste los exámenes?
“Hablé con mi ortopedista Alberto Ascona, me revisó, me pidió placas y cuando vio las tomografías, me dijo: ‘Diego, yo no puedo hacer absolutamente nada, esto a nivel neuronal y sistema nervioso central está muy afectado’; me dijo que mi columna tiene la edad de 87 años”.
 
-¡Qué fuerte!...
“Sí, empecé a buscar a los mejores neurocirujanos en México, encontré a Juan de Dios del Castillo, un neurocirujano joven que me dio confianza y me dijo que me tenía que operar, y solo esperé siete meses para terminar las grabaciones de La herencia”.

-Durante las grabaciones, ¿cómo le hiciste?
“Todos los días, mi doctor checaba que los dedos de mi pierna derecha se pudieran mover. Del día que acepté la novela, al día que me operé, la pasé muy mal”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
-¿Cuál fue el diagnóstico del neurocirujano?
“A las vértebras las dividen los discos, que hacen que los huesos no choquen entre sí; ese disco se fue haciendo delgado a raíz de un accidente en esquí que tuve en Canadá cuando tenía 17 años; además hice muchos deportes extremos durante mucho tiempo, las vértebras empezaron a chocar entre sí y se rompieron, la quinta lumbar y la primera del sacro, las últimas del sostén de la columna”.
 
-Y llegó el día de la operación...
“Sí, me operaron el lunes 30 de mayo, me interné a las diez de la mañana, me hicieron estudios preoperativos y entré a cirugía”.
 
-¿Cómo te fue en la operación?
“La cirugía duró cinco horas y media; fue compleja, porque trataron de despegar las vértebras para colocar la caja donde pasarían los nervios, pero el doctor me dijo que fue imposible, las vértebras estaban rotas y mis nervios estaban dentro de las vértebras”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
 
-Se complicó...
“Así es, trataron de despegar el hueso con unos robots, pero cada vez que tocaban esa parte, era como si me dieran una descarga eléctrica y corría el riesgo de terminar con una incontinencia, una parálisis nerviosa o con un bloqueo definitivo de nervios; así que el doctor decidió romper la parte de atrás de las vértebras, que se llaman ‘facetas’”.
 
-Después, ¿qué pasó?
“Me pusieron una placa de titanio soldada a la columna con cuatro tornillos de once y medio centímetros, y me abrieron un hueco en la espalda de doce de profundidad para separar tejido, pero se complicó”.
 
-¿Por qué?
“Por todo lo que me hicieron, me vino radiculitis, que es la inflamación extrema de los nervios, y me provocó el dolor más fuerte que he sentido en toda mi vida”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
-Debió ser muy complicado...
“Sí, me dieron de alta a los dos días de la cirugía, el miércoles 1 de junio, pero ya en mi casa empecé a no poder mover ni estirar la pierna, ni darme la vuelta en la cama y sentí un dolor agudo en la parte de los nervios. Pensé que no volvería a caminar bien y viviría con un dolor insoportable, la verdad... ¡está muy cañón!”.
 
-¿Qué hiciste?
“De urgencia regresé al hospital el jueves 2 de junio, tenía el dolor de la pierna muy crítico, me hicieron otra tomografía y el doctor tomó la decisión de volverme a operar; la segunda cirugía se realizó el viernes 3 por la mañana”.
 
-¿Por qué?
“Tuvieron que retirar uno de los cuatro tornillos para limpiar la matriz, que es el hueso de cadáver que te ponen, para generar el puente entre la placa y los tornillos. Al parecer, generé una alergia a la matriz de hueso, más la inflamación de mis nervios, hizo que empeorara mi dolor”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
-Y entraste a quirófano...
“Sí, fue una cirugía de tres horas y media y me metieron toda la farmacia: morfina y antibióticos para evitar la inflamación; pero fue un éxito esta segunda cirugía”.
 
-¿Cuándo te dieron de alta?
“Me quedé internado hasta el 8 de junio; fueron días angustiantes”.

-¿Ahorita cómo te sientes?
“El día que salí, empecé sin dolor y estuve en reposo absoluto. Inicié mi rehabilitación el lunes 13 de junio, empecé a caminar despacio y a recuperar el sistema nervioso; la pierna carece de sensibilidad, pero estoy en estimulación para recuperar nervios al cien por ciento”.
 
-¿Cómo te desplazas actualmente?
“Por ahora tengo inestabilidad en la columna, no me puedo sentar solo todavía. Me ayuda una persona en casa para levantarme, me sube la comida, como recostado en cama y me tengo que bañar sentado. Mis papás, Victoria y Miguel, y mi hermano Alonso, están siempre atentos”.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año
 
-¿Cuántos meses son de rehabilitación?
“Me dicen que para volver a mis actividades sin asistencia para levantarme, puede tardar de tres a seis meses, y para estar perfecto, un año”.
 
-Te has enfrentado a algo muy difícil...
“Sí, ¿pero sabes?, esto que me pasó lo estoy convirtiendo en arte, que he hecho toda mi vida, pero no lo compartía porque me daba pena; pero soy artista plástico. Monté un taller en casa, estoy diseñando y creando piezas en donde plasmo mi sentir, y las estoy vendiendo”.
 
-Los gastos deben ser terribles...
“Tengo la suerte de tener seguro de gastos médicos personal. Mi operación costó más de millón y medio y fueron dos”.
 
-No pierdes tu actitud ante la vida...
“Tengo la mentalidad de ser un chi$%&# y voy a estar bien. Hay diferencia entre tristeza y depresión: tristeza, tu cuerpo se siente achicopalado, y depresión es decir: ‘Ya no quiero estar aquí’. Jamás me dejaría caer en depresión; he tenido subidas y bajadas, pero con la actitud de reto ante lo que venga; a veces para estar perfecto, tienes que estar destruido”, concluyó.
 
Diego de Erice estará en rehabilitación por un año