LogoTVNOTAS
Rosita Pelayo tiene más movimiento en piernas
Espectáculos México
09 de Febrero del 2021 por @TVNotasmx / Foto: Instagram: @pelayorosita

Rosita Pelayo mejora y ya baja las escaleras casi sin ayuda

Rosita Pelayo desafía nuevamente los pronósticos médicos sobre la artritis reumatoide que padece.
La actriz Rosa María Pelayo, mejor conocida en el medio artístico como Rosita Pelayo, mostró en sus redes sociales cómo cada día mejora más y tiene más movimiento en las extremidades inferiores.
 
La mexicana de 62 años posteó en su cuenta de Instagram una fotografía en donde presumió que ya podía bajar las escaleras, pero con ayuda de alguien, pues aunque está mejorando, aún necesita un apoyo para no tener algún accidente.
 
“Gracias vida, gracias ‘Dios’. Soy muy feliz, estoy mejorando, subo y bajo con ayuda las escaleras”, escribió la famosa para acompañar la imagen.
 
Rosita Pelayo tiene mayor control en sus extremidades inferiores
 
 
Cabe destacar que hace menos de un mes, la actriz desafió completamente los pronósticos médicos y dio sus primeros pasos luego de estar dos años en silla de ruedas. Pues los doctores le habían advertido que no recuperaría por completo el movimiento y se quedaría en silla de ruedas el resto de  su vida.
 
Y pese a que su intento por caminar no terminó del todo bien, la mexicana no se ha dado por vencida y busca recuperar por completo el control de sus piernas, pues asegura que confía en su fortaleza física y mental para poder lograr estar de pie nuevamente.
 
Así dio Rosita Pelayo sus primeros pasos en vivo:
 
 
 
Recordemos que la famosa lidia desde hace varios años con la artritis reumatoide, enfermedad degenerativa que terminó por agravar su problema en la columna vertebral, el cual es el causante de su pérdida de movilidad en las extremidades inferiores.
 
En el 2019 la famosa fue sometida a una microcirugía en la zona lumbar de la columna vertebral y en las cervicales, con la finalidad de ayudarla a recuperar la fuerza en las piernas, sin embargo, la operación no resultó como se esperaba y siguió batallando con la pérdida de movilidad.
 
Los médicos, en ese entonces, le advirtieron que necesitaría un tratamiento de rehabilitación para complementar las cirugías y así aceleraría su recuperación y la movilidad en las piernas, aunque el pronóstico de mejoría no fuera el mejor.