LogoTVNOTAS
Laura Zapata rompe el silencio tras darle el último adiós a Eva Mange
Espectáculos México
28 de Junio del 2022 por Mauro Godoy y Montoya / Foto: E. Hernández/ F. Mancera / L. Sánchez

Laura Zapata: así le dio el último adiós a su abuelita

Laura Zapata despide a su abuelita Eva Mange y nos dice: Se fue llena de amor... ¡en mis brazos y en los de mi hijo!
El viernes 24 de junio por la noche falleció doña Eva Mange Márquez, a la edad de 104 años, debido a complicaciones propias de su edad. La famosa abuelita de Thalía, de 50, y Laura Zapata, de 65, fue llevada al hospital el jueves 23 de este mes debido a que presentó problemas en el ritmo cardiaco y en la oxigenación, y Laura señaló que desde ese momento le comunicó a Thalía lo que pasaba.
 
Laura no hizo referencia de sus otras hermanas: Federica, de 63; Gabriela, de 62, y Ernestina, de 61, con quienes sabemos desde hace años no lleva buena relación, sobre todo por la indiferencia y falta de apoyo económico hacia su abuelita desde que doña Yolanda Miranda, hija de doña Eva, falleció en 2011. Laura se mostró triste, pero serena, pues su abuelita ya sufría un deterioro, y por fin puede descansar, y esto fue lo que dijo ante los medios.

-Laura, lamentamos tu pérdida... 
“Es un momento bien difícil para mí, para la familia; es un momento triste, estoy despidiendo a mi mamá Eva, pero quiero decirles que se fue llena de amor, en mis brazos, en los brazos de mi hijo Patricio también, muy contenta, muy feliz, muy llena de amor y acompañada como sé que ella lo hubiera querido y estoy muy satisfecha de haber cumplido con ella hasta el último momento y haberla despedido con tanto cariño, con tanto amor, y no fue nada más de un momento”.
 
 
 
-Hiciste un gran trabajo, de muchos años... 
“Así es. Ustedes saben que mi abuela es la persona con la que más tiempo he pasado en mi vida, desde los 3 años estuve con ella, ella conmigo, y para mí es un honor (se le quiebra la voz) haberla despedido en este momento de trascendencia a la luz; fue un honor para mí haber despedido a mi viejita, a mi preciosa”.  
 
-¿Recuerdas la última conversación que tuviste con ‘mamá’ Eva? 
“Estoy llena de recuerdos de ella, y como le dije un poco antes de expirar, la voy extrañar siempre, pero la llevaré siempre en mí, en mi pelo, en mis uñas, en mis dientes, en mi cuerpo, en mi piel, en mi corazón, en mi vida y en todas las enseñanzas que ella me dio. Estoy alegre por ella porque ya dejó de sufrir, porque su cuerpo ya estaba muy cansado, porque ya le dolía, y los seres humanos no podemos estar así, que nos duela; pero les vuelvo a repetir, muy orgullosa y honrada de poder estar con ella y haber podido compartir juntas esos momentos de su trascendencia”.
 
Laura Zapata despide a su abuelita Eva Mange
 
 
-¿Qué te decía las últimas veces que platicaron bien?
“Siempre feliz, apoyando mi carrera, mis deseos. Ahora tengo un ángel en el cielo”. 
 
-¿Dónde van a estar sus cenizas?
“Por lo pronto, me las voy a llevar a mi casa, porque no sabemos si las vamos a ir a dejar donde está su abuelita y su mamá en La Paz, Baja California, o aquí me voy a quedar con ellas”. 

-Te quedas satisfecha porque hiciste todo por darle una calidad de vida que, desafortunadamente, tus hermanas no le dieron, a excepción de Thalía…
“Estoy satisfecha de haberle dado a mi abuela mi tiempo, mi energía, mi amor, mi cuidado, como ella me amó, me cuidó, me ayudó y me salvó en tantas cosas de mi vida siempre”. 
 
Thalía no asistió al sepelio de Doña Eva Mange
 
 
-¿Llamaron tus hermanas?
“Enseguida que decidí llevarme a mi abuela al hospital, el jueves, porque ya notaba un desequilibrio en su ritmo cardíaco, en su oxigenación, por supuesto que se lo comuniqué a Thalía; ella estuvo en contacto conmigo, yo la puse en altavoz, porque siempre hay que amar y decir lo mejor cuando la gente se está despidiendo; le dijo unas palabras muy lindas a nuestra abuela y en el momento donde ella expiró, también se le comunicó. No sé si va a venir, no sé nada”.

-¿Cómo fueron sus últimos minutos?
“Me dio la bendición y le cerré sus ojitos; es un momento muy difícil que en tus brazos expire alguien que amas, pero también dices: ‘Ve con Dios, ve con luz, a tu trascendencia, vuela alto y que Dios te bendiga y te reciba en su Santa Gloria con los brazos abiertos’”.
 
Laura Zapata revela que está tranquila porque su abuelita ya no sufre
 
 
-¿Por qué se fue doña Eva?
“De 104 años, y ya, muerte natural. Ella no me quería dejar, pero ya era momento de que descansara. Estoy contenta de su nueva vida, tiene una nueva vida, la vida eterna. Cuando uno ama a alguien, tiene que estar, no importa si es un día, unas horas, unos meses o muchos años, como yo estuve con ella. Estoy muy orgullosa de nuestro amor y de la entrega que ella hizo a mi persona, de la oportunidad que Dios me dio de ofrendarme a ella en tiempo y espacio”.
 
-¿Cuáles fueron sus últimas palabras?
“Laura Zapata”.
 
-¿Entonces la cremarás?
“Sí; ella decía que quería ser cremada, no enterrada, porque comentaba que le daba miedo quedarse solita en la oscuridad”.
 
Laura Zapata revela el motivo del fallecimeinto de su abuelita
 

-¿Seguirá tu lucha legal contra el asilo Grand Senior Living? 
“Sí, definitivamente, ahora con más ganas y más tiempo porque realmente estaba muy ocupada con ella y, por supuesto, ayer que hablé con uno de los productores amigos de siempre, me dijo: ‘Nosotros sabemos que todo esto fue a consecuencia de todo…’; Desafortunadamente no logré curarle todas las llagas, todavía se fue con una chiquita, pero así Dios lo decidió”.
 
Laura Zapata libera 104 mariposas por su abuelita
 
 
 -¿Qué mensaje le darías a tus hermanas?
“Ninguno, gracias. Les mando un mensaje a todos los que nos estén leyendo, que hay que querer, amar, abrazar la vida y a nuestros seres queridos; no hay que abandonar a nuestros viejos, hay que abrazarlos, porque inevitablemente en algún momento se van. Como le dije: ‘Abuelita, te vas, pero te quedas en mí’”.

-Al vivir en tu casa, ¿vas a sentir la ausencia de doña Eva?
“Voy a sentir su ausencia siempre, pero la tengo en mi corazón y como le dije: ‘Abuelita, te vas, pero te quedas en mi cuerpo, en mi sangre, en mis venas, en mis huesos. Yo creo que me va a acompañar en todas sus formas”, concluyó.
 
Laura Zapata recoge las cenizas de su abuelita