LogoTVNOTAS
Nora Salinas es madre
Espectáculos México
08 de Agosto del 2021 por Juan Pablo Méndez / @TVNotasmx / Foto: Cortesía de la Actriz

Nora Salinas desde niña siempre quiso ser actriz

La actriz Nora Salinas revela cómo fue tener Covid.
Desde muy pequeña, a Nora Salinas se le ocurrió decir que quería salir en la televisión y, aunque en ese  entonces nadie imaginó que eso ocurriría, ha luchado para alcanzar sus objetivos y convertirse en una actriz completa que puede interpretar cualquier papel, lo que ha logrado; y ahora, a sus 45 años, está muy satisfecha de cómo ha llevado su carrera profesional. Platicamos con ella y nos compartió cómo ha vivido su sueño:
 
 
 
-Nora, platícanos, ¿dónde naciste?
“En Monterrey, Nuevo Léon, pero me crié en Reynosa, Tamaulipas, con mis papás, Rodolfo Calera Ansaldúa (q.e.p.d.) y Nora Salinas de León, y mis cinco hermanos; yo soy la mayor de los seis”.
 
-¿Cómo recuerdas tu infancia?
“Como todos los niños de provincia, crecí muy libre y entre la naturaleza, andando en bicicleta por las calles, subiéndome a los árboles, jugando con alguna mascota”.
 
Nora Salinas
 
-¿Eras traviesa?
“Más que traviesa, era muy ocurrente y curiosa, y me gustaba averiguar qué había más allá, por eso siempre andaba arriba del techo o de los árboles, hasta que llegaba mi mamá y me decía: ‘¡Nora, qué estás haciendo en el techo!’”.
 
-Dinos, ¿eras buena estudiante?
“Me encantaba ganarme una medalla o un diploma, por eso siempre me metía a todas las actividades, así fueran honores a la bandera; que si había bailables, pastorelas, obras de teatro o cualquier tipo de concurso, porque me fascinaba estar al frente de todos, sobresalir y ser el centro de atención, me encantaba que vieran  lo que lograba”.
 
Nora Salinas
 
 
-¿Desde niña querías ser actriz?
“Sí, y es que recuerdo que veía las telenovelas El pecado de Oyuki y Chispita, y me gustaban tanto, que soñaba con estar en la tele. Cuando tenía 10 años, le dije a mi mamá: ‘Quiero salir en la tele’, entonces volteó y dijo: ‘¿Por? ¿De dónde sacas eso?’; sin embargo, nadie se imaginó que un día lo lograría”.
 
-¿Tu familia te apoyó en tu sueño?
“Mi mamá me dijo: ‘Puedes lograr todo lo que quieras y te voy apoyar siempre. Sólo te pido que me des una carrera’, y le respondí: ‘No, porque cuando me vaya a hacer novelas ya voy a estar muy grande y quiero salir ahorita de chiquita’. Finalmente, a los 17 años entré al concurso La Chica TV, en el 93, donde competí con Galilea Montijo (la ganadora), Susana González, Marcela Pezet y Natalia Esperón”.
 
-¿Cómo te fue?
“Llegué al concurso nacional, que fue en Acapulco, y cuando me tocó hablar, dije lo que tanto había soñado, que estaba en el escenario para ser actriz y que quería trabajar en la televisión. Quedé en tercer lugar y me gané una beca para estudiar en el CEA”.
 
-¿Qué vino después?
“Al año me nombraron El Rostro del Heraldo y entré en la novela Agujetas de color de rosa como villana. Mis sueños  se fueron cumpliendo muy rápido y no he parado de trabajar hasta el día de hoy”.
 
Nora Salinas
 
 
-Una vez que te convertiste en actriz, has hecho todo tipo de personajes...
“Así es, he hecho villanas, locas, asesinas, personajes de fantasía, comedia; todos los tomo como un reto y me entrego completamente a ellos. Ha sido un regalo de la vida interpretar esos papeles, yo creo que eso ha sido fundamental en mi camino  y también me ha permitido hacer teatro y cine”.
 
-En cine, la película Cicatrices fue un parteaguas en tu carrera...
“Sí, por varias razones, ya que me hizo crecer como actriz y además ayudó a muchas personas a reflexionar y a restaurar corazones, para que entendamos que desde casa podemos parar las situaciones de violencia, eso es lo más importante. Siempre voy a estar agradecida con Dios porque estoy segura de que esa película fue hecha por obra de Él”.
 
Nora Salinas
 
-¿Hay algún papel que quieras hacer y aún no llegue a tus manos?
“Por ahora no tengo ninguno en mente, la verdad es que soy muy relajada y me  gusta que la vida me sorprenda; tengo los brazos abiertos para que lleguen los personajes  y los proyectos”.
 
-Mientras lograbas tus sueños, tuviste a tus hijos José Miguel y Scarlett; platícanos, ¿cómo eres como mamá?
“Soy muy cariñosa y besucona, aunque también les inculcó orden, respeto, limpieza; y les enseñó que si quieren lograr algo en la vida, deben tener disciplina”.
 
Nora Salinas
 
 
-¿Eres una mamá presente?
“Claro, disfruto pasar mucho tiempo con ellos, me gusta cocinarles, me encanta involucrarme en sus cosas”.
 
-También enfrentaste las separaciones de los papás de tus hijos, Miguel Borbolla y Mauricio Becker, ¿cómo las viviste?
“Les agradezco mucho, pero de ellos prefiero no hablar, pues hay muchas personas que dicen cosas sin fundamento y prefiero no decir nada; sólo yo sé lo que pasó en realidad y aprendo de lo que sucede, y claro que duele, sea una cosa u otra, pero todo es una enseñanza”.
 
-¿Cómo abordas ciertos temas con tus hijos para que no salgan afectados?
“Ellos han sabido la verdad de todo, entienden que los adultos tienen diferencias y que eso no tiene nada que ver con el amor hacia ellos. Pero es todo lo que voy a decir, mis hijos son mi motor y ésa es la verdad”.
 
-¿Te gustaría encontrar el amor o ya lo encontraste?
“Tengo una pareja desde hace muchos años, él me apoya y yo lo apoyo, nos queremos muchísimo y vivimos en paz todos”.
 
Nora Salinas
 
 
-Se dice que tienes una relación con Agustín Arana, ¿es cierto?
“De eso no voy a hablar, son cosas muy privadas; por eso preferí ya no compartir nada de mi vida y prefiero guardarme mis comentarios”.
 
-Tuviste COVID, ¿ya cómo te sientes?
“Estoy muy bien, fue difícil en su momento, pero afortunadamente no me quedaron secuelas y ya me vacuné. Le doy gracias a Dios por tener salud”.
 
-¿Qué te hace falta para estar totalmente plena?
“Nada, soy muy feliz con lo que he logrado y con lo que tengo: una familia unida, a mis hijos, mi pareja, mi casa, mi carrera”.
 
-Finalmente, ¿cómo te defines hoy?
“Como una mujer positiva, ocurrente, a veces melancólica y muy creativa. Lo que te puedo decir es que hoy soy una mejor mujer y una mejor mamá por las cosas buenas y malas que he vivido, y tomé la actitud de ser feliz, ya que lo merezco y nací para ello; y lo mismo les digo a mis hijos, que su misión es ser felices”, finalizó.
 
Nora Salinas