LogoTVNOTAS
Vanessa Guzmán se puso en forma durante la pandemia
Espectáculos México
18 de Abril del 2022 por @TVNotasmx / Foto: Instagram: @vanessaguzmann

Vanessa Guzmán rompe en llanto al hablar sobre su cambio físico

La actriz confesó los fuertes motivos por los que incursionó en el fisicoculturismo.
 
Una de las actrices más reconocidas en México, Vanessa Guzmán, quien puso en alto a su país en el concurso Nuestra Belleza México en el año de 1995, recientemente sorprendió a sus fanáticos y a todo internet por su radical cambio al que se sometió durante la pandemia por Coronavirus, al volverse fisicoculturista.
 
Ma nacida en Ciudad Juárez, Chihuahua, confesó en una entrevista para ‘De primera mano’ que aunque su pasión e incursión en el deporte inició cuando ella era tan solo una niña, gracias a  su madre, hubo un momento fundamental en su vida, ya como adulta, que la llevó a desahogar todas sus emociones en el ejercicio.
 
Vanessa Guzmán contó que durante el tiempo que fue concursante en Nuestra Belleza México, tuvo un entrenador que le decía que estaba en forma y que seguro le iría bien como fisicoculturista, pero que no lo hizo hasta hace dos años, cuando muchas emociones y sucesos se le juntaron de golpe.
 
Vanessa Guzmán vió el deporte como un desahogue de emociones
 
 
Él notó las habilidades, que mi cuerpo respondía muy rápido y desde entonces él me decía: ‘Vanessa deberías de dedicarte al fitness’”, recordó la famosa, previo a romper en llanto al ahondar un poco más sobre el verdadero motivo de su radical cambio, el cual asegura que no fue influenciado por completo por su divorcio.
 
“La vida me hizo tocar un fondo donde te das cuenta de la vulnerabilidad general de la vida y de muchas situaciones y es por eso que decido darme esta pausa, actoralmente hablando y me alejo completamente de los escenarios dedicárselo en cuerpo y alma a mis hijos y por supuesto en mi. La realidad es que primero debo ser yo, después yo y por último yo porque debo estar fuerte para mi familia”, explicó Vanessa Guzmán.
 
 
 
Al ser cuestionada sobre por qué no quería hablar sobre los motivos, la deportista se limitó a decir que fue algo muy personal y que solo compete a su núcleo familiar, quienes saben los motivos que la  hicieron dedicarse al ejercicio por completo y recordó la frase que dijo  hace algún tiempo, sobre que cada músculo es una lágrima.
 
Así mismo, al borde del llanto, aseguró que cuando se vio envuelta en tantas situaciones emocionales y familiares, reflexionó sobre el hecho de que ella también es un ser humano y sus problemas no tenían nada que ver con el mundo del espectáculo. “Volví a ser ese ser humano, vulnerable, frágil, quebrantable”.
 
Vanessa Guzmán vió el deporte como un desahogue de emociones